Impresora 3D para odontología ProJet MJP 2500 Plus
MJPde mesa

impresora 3D para odontología
impresora 3D para odontología
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Aplicaciones
para odontología
Tecnología
MJP
Configuración
de mesa

Descripción

PRECISIÓN, VELOCIDAD Y FACILIDAD DE USO MÁS ASEQUIBLES Logre modelos dentales precisos y sólidos para la fabricación digital mediante un proceso rápido, simple y asequible para satisfacer las necesidades de su flujo de trabajo de producción. Acelere la velocidad de fabricación y logre una producción confiable de modelos dentales precisos de una manera más fácil y rápida que nunca. Diseñamos la impresora ProJet MJP 2500 Plus con tecnología MultiJet Printing (MJP) de 3D Systems para combinar capacidades de impresión 3D profesionales con un precio asequible, un tamaño perfecto para la oficina y un procesamiento sencillo de las piezas. Impresiones de modelos dentales de alta precisión y calidad La impresora ProJet MJP 2500 Plus utiliza material VisiJet M2R-TN, que ofrece bordes increíblemente definidos y superficies mate de baja fricción para facilitar la inserción/extracción y es ideal para producir modelos precisos prostodónticos y de termomodelado en color canela para una visualización más simple de los detalles. Los modelos garantizan una precisión de ± 50μ en 80 % de las superficies globales, que facilita la adaptación clínica para indicaciones de unidades individuales o múltiples. velocidad Diseñada para un funcionamiento las 24 horas, los 7 días de la semana, los laboratorios pueden presumir de disponer de tiempos de ciclo para el mismo día, tiempos de producción reducidos y costos bajos que reportan una alta rentabilidad. Con sus nuevos niveles de productividad, la impresora ProJet MJP 2500 Plus se ajusta a la cadencia del flujo de trabajo de producción de sus modelos con lotes en pocas durante todo el día.

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de 3D Systems
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.