Central de gas modular DANUBE

central de gas modular
central de gas modular
central de gas modular
central de gas modular
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Configuración
modular
Presión de salida

Máx.: 9 bar (130,53 psi)

Mín.: 4 bar (58,02 psi)

Descripción

La estación de gas de alta presión Danubio, especialmente diseñada para la distribución de gases medicinales, cuenta con un sistema de conmutación totalmente automático para proporcionar un suministro continuo a las redes de gases medicinales a partir de bombonas o haces de bombonas. Este equipo se adapta a sus necesidades y puede utilizarse como fuente principal o como fuente de reserva para su gasoducto. La estación de gas de alta presión Danube puede instalarse en el exterior o en el interior y según dos tipos de montaje: directamente en la pared o premontada en una rejilla. Danubio, fuente principal de su red Una composición completa en tres subconjuntos: La estación de gas Danube HP Los accesorios de conexión Accesorios de seguridad Para redes de una o dos etapas La estación de gas de alta presión Danube es el componente esencial para la distribución de gases medicinales comprimidos. Esta unidad de regulación de alta presión se coloca antes de la red de tuberías, a la que se añaden varios accesorios esenciales para conectar las botellas y hacer que la distribución de gases medicinales sea segura. Configuración modular Compatible con todos los gases medicinales Disponible para una o dos etapas de la red estándar Con dos caudales máximos 40 u 80 Nm3/h Montaje exterior o interior y montaje directo o en red Instalación simplificada Peso y dimensiones reducidas Equipo de dos piezas Utilización de herramientas estándar Montaje rápido e intuitivo por un solo técnico Funcionamiento ultraconfiable Inversión neumática 100% automática Regulador de pistón con válvula patentada Presión estable garantizada gracias a su sistema de reducción de presión en dos etapas Lecturas de presión inmediatas (manómetro siempre visible)

---

VÍDEO

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.