Congelador de laboratorio Arctiko CRYO 170®
para hospitalesmilitarde tipo arcón

congelador de laboratorio
congelador de laboratorio
congelador de laboratorio
congelador de laboratorio
congelador de laboratorio
congelador de laboratorio
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Aplicaciones
de laboratorio, para hospitales, militar
Configuración
de tipo arcón
Número de puertas
con 1 puerta
Otras características
criogénico
Capacidad

171 l (45,2 gal)

Rango de temperatura

Mín.: -150 °C (-238 °F)

Máx.: -140 °C (-220 °F)

Descripción

Congelador criogénico La gama CRYO cuenta con la tecnología altamente fiable TRUE DUAL™ compuesta por dos sistemas independientes que ofrecen doble seguridad. En el improbable caso de que uno de los sistemas de refrigeración falle, el segundo sistema de refrigeración mantendrá el congelador a -130°C. El CRYO 170 ofrece una amplia variedad de aplicaciones de investigación y almacenamiento a largo plazo para experimentos científicos a baja temperatura, conservación de células, ADN, material óseo, bacterias, etc. Con su precisión y características de enfriamiento superiores, el CRYO 170 es la elección perfecta para probar material especial, ideal para hospitales, laboratorios universitarios, industria militar o estaciones sanitarias. Características principales compruebe la tecnología de Independent TRUE DUAL™ para una doble seguridad comprobar el bajo consumo de energía comprobar el bajo nivel de ruido comprobar las alarmas visuales y acústicas comprobar la pantalla digital comprobar el registro de la tabla de temperatura comprobar la batería de nuevo comprobar la portilla para la sonda de temperatura externa compruebe que el 100% de los CFC/HCFC son libres marque Preparado para el respaldo del LN2 (Opcional)

---

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de Arctiko A/S
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.