Monitor quirúrgico MDSC-8358
4K58"LCD

monitor quirúrgico
monitor quirúrgico
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Aplicaciones
quirúrgico
Resolución
4K
Tamaño de la pantalla
58"
Tecnología
LCD, con retroiluminación LED

Descripción

Pantalla quirúrgica UHD 4K Para una perfecta coordinación ojo-mano Flexibilidad en imágenes multimodales Calidad de imagen excepcional DESCRIPCIÓN El MDSC-8358 es un monitor quirúrgico de pantalla grande y delgada con luz de fondo LED, que incluye un panel LCD de 58 pulgadas (16:9) y resolución UHD (3.840 x 2.160). Imágenes perfectas en quirófano El MDSC-8358 ha sido diseñado para su uso en quirófanos híbridos, quirófanos cardiovasculares y salas de radiología intervencionista. El MDSC-8358 reproduce imágenes precisas en color y escala de grises, compatibles con DICOM, con una latencia excepcionalmente reducida, colores uniformes y ruido reducido, por lo que resulta idóneo para la visualización de imágenes de importancia crítica en tiempo real. Conectividad total El monitor MDSC-8358 de Barco admite conexiones DP, DVI de enlace doble y DVI de enlace único, además de ofrecer toda una variedad de opciones de conexión. Por eso es compatible con una amplia gama de sistemas de vídeo para quirófanos y radiología intervencionista. Rendimiento seguro y fiable La gran pantalla LCD de alta resolución supone una alternativa más eficiente y segura a las configuraciones de varios monitores utilizadas en los entornos quirúrgicos. La configuración opcional, junto con su arquitectura de fuente de alimentación redundante, garantizan un funcionamiento fiable y estable en las condiciones más críticas. La función de conmutación por error permite cambiar automáticamente a señales de vídeo de respaldo para garantizar la visualización de imágenes fluidas y en tiempo real en el quirófano, manteniendo así la seguridad del paciente en todo momento.

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de Barco
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.