Vendaje de sujeción para tobillo AchilloTrain® Pro
con almohadilla maleolarcon almohadilla aquiliana

vendaje de sujeción para tobillo
vendaje de sujeción para tobillo
vendaje de sujeción para tobillo
vendaje de sujeción para tobillo
vendaje de sujeción para tobillo
vendaje de sujeción para tobillo
vendaje de sujeción para tobillo
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo
vendaje de sujeción para tobillo
Pad
con almohadilla maleolar, con almohadilla aquiliana

Descripción

AchilloTrain® Pro Vendaje activo con almohadilla con alas AchilloTrain® Pro contrarresta sistemáticamente las irritaciones en el tendón de Aquiles con sujeción y compresión. El vendaje ayuda a la estabilización muscular y, mediante una almohadilla perfilada con dos alas y puntos en relieve, masajea la unión entre músculo y tendón. Una ranura a lo largo del centro de la almohadilla mejora el drenaje de los edemas. Con ello, facilita y promueve la movilidad. óptima forma anatómica material transpirable apoya y moviliza CARACTERÍSTICAS La nueva almohadilla viscoelástica está provista en su parte interior de puntos de presión blandos que proporcionan una estimulación propioceptiva, así como de ranuras longitudinales. El tercio superior de los tendones y la transición entre los músculos y los tendones con las terminaciones nerviosas (receptores posturales) son estimulados por dos prolongaciones de almohadillas en forma de alas. Gracias al tejido de punto con una zona de mayor elacticidad integrada en el área ventral de la tibia, se facilita la colocación y retirada del vendaje por el paciente. En caso necesario se recomienda usar una talonera amortiguadora para elevar el talón. La pequeña parte del tejido de punto en la zona del pie evita presiones locales en el 5º hueso metatarsiano. El tejido de punto de forma anatómica del vendaje activo asegura un ajuste óptimo y una alta comodidad. No guarda lado.

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de Bauerfeind
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.