Analizador POC de drepanocitosis HEMO SCAN®- S
de hemoglobinade sangrede inmunoanálisis

analizador POC de drepanocitosis
analizador POC de drepanocitosis
analizador POC de drepanocitosis
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Parámetros analizados
de hemoglobina
Tipo de muestras
de sangre
Método de análisis
de inmunoanálisis

Descripción

LA NECESIDAD El 90% de los pacientes con drepanocitos reciben al menos una transfusión de sangre en toda su vida. Estas transfusiones de sangre no sólo ayudan a mantener los niveles adecuados de hemoglobina, sino también a prevenir el accidente cerebrovascular, una de las complicaciones más comunes de la enfermedad. Sin embargo, una transfusión excesiva también conlleva riesgos. La monitorización de la concentración de HbS (Hemoglobina S) es clave cuando se considera la posibilidad de ajustar la transfusión o la terapia de transfusión para un paciente con drepanocitosis. Actualmente, los únicos métodos para medir la HbS son las pruebas de laboratorio, las cuales pueden tardar de 2 a 3 días en producir resultados; durante ese tiempo, el médico sólo puede confiar en los síntomas para emitir un juicio. Como prueba de diagnóstico en el punto de atención, Hemo SCAN®-S produce resultados precisos en 15 minutos, lo que permite tomar decisiones clínicas oportunas y confiables. ¿QUÉ ES HEMO SCAN®- S? La prueba Hemo SCAN®-S es un inmunoensayo cuantitativo cromatográfico de flujo lateral que ayuda a monitorizar y guiar la terapia de transfusión sanguínea en pacientes con anemia drepanocítica utilizando muestras de sangre entera por punción digital o venopunción. La prueba Hemo SCAN®-S está diseñada para su uso en el sistema de lectura Hemo SCAN®-S. RÁPIDO, SIMPLE, INDOLORO Entendemos que los pacientes con drepanocitos necesitan pruebas frecuentes de hemoglobina S, por eso el Hemo SCAN®-S está diseñado para ser tan indoloro y sencillo como sea posible. La prueba toma sólo 15 minutos, y una gota de sangre en el dedo o talón para correr.

---

Catálogos

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.