Monitor de actividad para experimentación con animales LE8816

monitor de actividad para experimentación con animales
monitor de actividad para experimentación con animales
monitor de actividad para experimentación con animales
monitor de actividad para experimentación con animales
monitor de actividad para experimentación con animales
monitor de actividad para experimentación con animales
monitor de actividad para experimentación con animales
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Aplicaciones
para experimentación con animales

Descripción

Utilizado para medir la actividad motriz ESPONTÁNEA en campo abierto por medio de rayos infrarrojos fotoeléctricos Presentación El altímetro infrarrojo (IR) BIOSEB permite el estudio de la actividad locomotora espontánea, de las crías y opcionalmente de los parámetros de prueba de la tabla de agujeros para la exploración en roedores. Un sistema fiable para el screening fácil y rápido de fármacos y la caracterización de fenotipos en condiciones de iluminación diurna y nocturna. Principio de funcionamiento El sistema está compuesto básicamente por un bastidor cuadrado bidimensional (ejes X e Y), un soporte de bastidor y una unidad de control. Cada fotograma cuenta con 16 x 16 rayos infrarrojos para una detección óptima del sujeto. El sistema es completamente modular: cada marco puede utilizarse para la evaluación de la actividad general (uno o varios animales), los movimientos locomotores y estereotipados o la cría o la exploración (detección de los radios de la nariz en la opción de la tabla de agujeros). El sistema de fotocélulas infrarrojas puede configurarse con hasta 15 niveles de sensibilidad para adaptar las monturas a la tipología del animal (ratas, ratones). También se puede configurar para que ignore las vigas que están obstruidas por objetos (por ejemplo, las paredes o esquinas de la jaula de la casa).

---

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de Bioseb
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.