Ventilador para experimentación con animales SAR-830/AP
electrónicode anestesiapara roedores

ventilador para experimentación con animales
ventilador para experimentación con animales
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo
electrónico
Aplicaciones
de anestesia, para experimentación con animales
Tipo de paciente
para roedores

Descripción

El SAR-830 es un ventilador de presión positiva de ciclo volumétrico El modelo estándar es adecuado para su uso con roedores y animales de tamaño similar Una versión especial (Opción 041) está configurada especialmente para ratones y otros animales similares muy pequeños Presentación Para producir volúmenes de marea, un flujo de aire constante es inyectado en el animal durante la inspiración. Este RITMO DE FLUJO multiplicado por el TIEMPO INSPIRATORIO da el VOLUMEN TIDAL. La TARIFA RESPIRATORIA se ajusta independientemente y se muestra en un medidor digital. Este enfoque proporciona una flexibilidad extraordinaria: una amplia gama de volúmenes, respiraciones por minuto y relaciones I/E son posibles sin cambios de hardware y con sólo tres controles en el panel frontal. Las silenciosas válvulas solenoides internas y la bomba de aire (modelo SAR-830/AP) son las únicas piezas móviles que contribuyen a la larga vida útil y a la excelente fiabilidad de estas unidades. Principio de funcionamiento Configurar y operar el SAR-830 es fácil: - Primero, seleccione una frecuencia respiratoria apropiada para el animal, y marque con el medidor de frecuencia -A continuación, determine un volumen corriente. - Finalmente, seleccione una tasa de flujo y un tiempo inspiratorio para entregar ese volumen. Se proporcionan tablas de volumen corriente vs. peso para ayudar en la selección de los parámetros adecuados. Los suspiros se pueden producir manualmente en cualquier momento, y un interruptor HOLD suspende temporalmente la inspiración.

---

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de Bioseb
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.