Software médico Capcalc
de análisis de muestraspara informesde control

software médico
software médico
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Aplicaciones
médico
Función
de análisis de muestras, para informes, de control, de prueba
Tipo
automatizado
Sistema operativo
Windows

Descripción

El software Capcalc convierte un viscosímetro Brookfield CAP2000+ en un reómetro preciso para el análisis avanzado de muestras. Su viscosímetro CAP2000+ se convierte en un reómetro sensible y preciso con el software Capcalc v3.0 Capcalc permite controlar el viscosímetro desde un PC para realizar pruebas automatizadas, recopilar y almacenar datos de pruebas. Los modelos matemáticos incorporados ayudan a analizar rápida y fácilmente el comportamiento del flujo del material. CARACTERÍSTICAS Y VENTAJAS El Asistente de Pruebas permite una recogida de datos fácil y automatizada para eliminar los errores del operario Comandos BEAVIS - incluyendo bucle condicional, opciones de informe, promediado de datos y ajuste de husillo Proporciona curvas instantáneas de flujo de viscosidad (reogramas) en gráficos de fácil lectura Registra hasta 1000 puntos de datos por prueba y crea un registro de prueba permanente en cP o mPas a elegir Traza hasta cuatro conjuntos de datos simultáneamente en 12 tipos de trazado Cálculos de tensión de fluencia (Bingham Plastic, Casson, Ley de Potencia, Índice de Consistencia) Sistema de ayuda en línea en inglés, español y japonés Almacenamiento de datos en texto, Lotus 1-2-3- y Excel Capacidad de comunicación con más de cuatro puertos COM El componente de trazado con un segundo eje Y ofrece más opciones de trazado y visualización, incluido el trazado en línea durante la recogida de datos Interfaz fácil de usar con menús, barras de herramientas y ventanas de control acoplables que se pueden redimensionar y desplazar para crear una visualización personalizada REQUISITOS DEL ORDENADOR procesador de 500 MHz 256 MB DE RAM Un puerto RS-232 pantalla con resolución 800x600

---

Catálogos

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.