Micropipeta mecánica Solo
a pistónde canal simplede volumen regulable

micropipeta mecánica
micropipeta mecánica
micropipeta mecánica
micropipeta mecánica
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Especificaciones
mecánica
Tipo
a pistón
Número de canales
de canal simple
Volumen fijo/volumen variable
de volumen regulable, de volumen fijo
Otras características
apta para autoclave
Volumen

Máx.: 10 ml
(0,34 US fl oz)

Mín.: 0,1 ml
(0 US fl oz)

Descripción

Las nuevas pipetas monocanal CAPPSolo están diseñadas para satisfacer las necesidades de transferencia de líquidos de los laboratorios modernos. Estos fiables caballos de batalla son la micropipeta ideal para laboratorios de investigación, clínicos y académicos que requieren una gran calidad sin gastar mucho dinero. A continuación le ofrecemos una breve descripción de lo que puede esperar de estas excelentes pipetas automáticas. Pipetas automáticas de alta precisión Las pipetas automáticas CAPPSolo tienen una excelente retención de calibración y un preciso mecanismo de ajuste del volumen. Estas características garantizan una dispensación precisa del volumen, lo que facilita el ajuste del volumen de líquido deseado en su pipeta automática. Junto con el mecanismo de contador bloqueable, la función de ajuste de volumen de alta precisión de las pipetas monocanal CAPPSolo facilita una dispensación de líquidos precisa y repetible. Con las pipetas monocanal CAPPSolo siempre obtendrá el volumen preciso, tanto si pipetea 0,1 µl como 10.000 µl. Micropipetas cómodas y ligeras Con el chasis robusto y ligero de las pipetas monocanal CAPPSolo ahora es fácil pipetear grandes volúmenes de muestra cómodamente. El chasis bien equilibrado reduce el peso innecesario sin comprometer la calidad general de la micropipeta. Esto significa que las pipetas monocanal CAPPSolo reducen activamente la incidencia de lesiones por esfuerzo repetitivo entre los trabajadores que utilizan estas micropipetas durante períodos prolongados de tiempo.

---

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.