VENDA SUS PRODUCTOS
*mymedicalexpo  
Español

Calorímetro para la industria agroalimentaria 5E-C5808
para la investigación científicaautomáticocompacto

calorímetro para la industria agroalimentaria
calorímetro para la industria agroalimentaria
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Aplicaciones
para la industria agroalimentaria, para la investigación científica
Otras características
automático, compacto

Descripción

5E-C5808 Calorímetro automático 5E-C5808 es un calorímetro CKIC de nueva generación que se utiliza para determinar el valor calórico de los combustibles sólidos y líquidos, incluyendo el petróleo, el carbón, el coque, los alimentos y los productos de biomasa. El valor calórico es una característica crucial para cada sustancia, también el punto clave para calcular el precio del carbón, por lo que afectará directamente a los beneficios económicos de los clientes. Esta técnica se aplica ampliamente en las centrales eléctricas, las minas de carbón, la metalurgia, la industria química, la inspección comercial, la investigación científica, etc. Características 1. Tecnología patentada de ignición láser que permite una preparación de la muestra más fácil y rápida, no se necesita alambre de ignición o hilo de algodón (disponible sólo en el modelo 5E-C5808J) 2. 8min de análisis rápido para una muestra 3. Levantamiento automático de la nave de oxígeno 4. Carga y descarga automática de oxígeno 5. El control inteligente de la temperatura de la chaqueta y del tanque de agua, la estabilidad de la temperatura constante del agua de la chaqueta llega a 0.02℃ 6. Operación de la pantalla táctil fácil y conveniente 7. Pequeño espacio ocupado con un diseño compacto 8. Diagnóstico inteligente y función de protección de seguridad Configuración estándar: Analizador principal Bomba CV estándar -2 Unidades Cruceros Ácido benzoico Kit de juntas tóricas Kit de herramientas Configuración opcional: Papel de la lente Prensa de pellets Recipiente de oxígeno resistente a los halógenos

---

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.