Unidad médica de cabecera vertical Gemina® DUO
con luz

unidad médica de cabecera vertical
unidad médica de cabecera vertical
unidad médica de cabecera vertical
unidad médica de cabecera vertical
unidad médica de cabecera vertical
unidad médica de cabecera vertical
unidad médica de cabecera vertical
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Configuración
vertical
Otras características
con luz

Descripción

Gemina®DUO Si necesita equipar una sala de urgencias, una unidad de cuidados intensivos, una unidad de cuidados intermedios o una sala de recuperación, la unidad de suministro de pared Dräger Gemina®DUO le permite elegir entre una amplia gama de configuraciones y opciones que le ayudarán a crear un puesto de trabajo eficientepara el staff y enfocado en los pacientes. Versátil, ergonómico y rentable El Dräger Gemina®DUO ofrece una mayor ergonomía y versatilidad bajo un diseño inteligente y compacto. Le proporciona espacio para 30 tomas de corriente eléctrica, gases y datos en la versión de una sola cara, y hasta 56 tomas en el modelo de dos caras. Varias opciones de iluminación permiten a sus pacientes leer, descansar y recuperarse con comodidad, al mismo tiempo que proporcionan fuentes de luz de alta calidad que facilitan a los profesionales sanitarios la exploración clínica y el movimiento por la sala durante la noche. GeminaDUO ha sido diseñado pensando también en los requisitos de higiene de las unidades; sus bordes redondeados y placas frontales uniformes ayudan a evitar la acumulación de polvo, y a mejorar la higiene y la seguridad de los pacientes y de los profesionales sanitarios. Muchas aplicaciones, una solución Dependiendo del desafio que el usuario enfrente, GeminaDUO se puede instalar con varias configuraciones diferentes. Estos son solo algunos ejemplos: El sistema básico para salas de urgencias Una única unidad de suministro Dräger GeminaDUO atiende una cama.

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de Dräger
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.