Impresora 3D dental XFAB 2500PD
SLADLPde mesa

impresora 3D dental
impresora 3D dental
impresora 3D dental
impresora 3D dental
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Aplicaciones
dental
Tecnología
DLP, SLA
Configuración
de mesa
Otras características
de alta resolución, de alta velocidad

Descripción

Este es el modelo XFAB diseñado para las aplicaciones profesionales del sector dental. Suministrado con nuestro software Nauta®+ y Fictor®, que permite el ajuste manual de los parámetros del material DWS, XFAB 2500PD garantiza una total libertad en la optimización de los ajustes al imprimir los modelos Con una resolución de nivel profesional, XFAB 2500PD es la solución ideal para los laboratorios dentales pequeños y medianos que necesitan una calidad superior. Características principales Impresora estereolitográfica de alta velocidad y precisión "Sistema "Plug & Play Desarrollada y fabricada especialmente por DWS para el sector dental Sistema TTT (Tank Translation Technology) para optimizar la vida útil del depósito de resina Especificaciones Tecnología: Estereolitografía láser Área de trabajo: Ø 180x180 mm Fuente láser: BlueEdge® de estado sólido Espesor del corte: 10-100 micras (dependiendo del tipo de material utilizado) Método de escaneo: Galvanómetro Software: Fictor® XFAB Edition, Nauta®+ incluido Formato de archivo de entrada: .stl, .slc, .nauta, .fictor, .mkr, .3dm, 3ds, .ply, .obj, .lwo, .x Tamaño de la máquina: 400 x 606 x 642 mm Peso: 31 Kg Temperatura y humedad de funcionamiento: 20°-25°C / 60% Fuente de alimentación: 24V DC con proveedor externo AC 240/100V / 50-60 Hz incluido Consumo eléctrico: 160W Requisitos mínimos del PC: Windows 8 o superior Memoria: RAM 4 GB Tarjeta gráfica: Compatible con OpenGL 2.0 o superior Interfaces de E/S: 1 puerto USB Conectividad: 1 conexión a Internet activa

---

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.