video corpo
cad

Carro informático con cajón Mobile Technology
de altura variable

carro informático con cajón
carro informático con cajón
carro informático con cajón
carro informático con cajón
carro informático con cajón
carro informático con cajón
carro informático con cajón
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Otras características
con cajón, de altura variable

Descripción

Carros tecnológicos que se adaptan a las necesidades de las personas Nuestro objetivo, en Herman Miller para Healthcare, es resolver los problemas de nuestros clientes mejor que nadie. Por ejemplo, nuestros carros de tecnología móvil de altura ajustable. Creemos que son la mejor manera de agilizar la transferencia de información entre las áreas de trabajo y las camas de los pacientes u otros puntos de atención. Uno para un ordenador portátil, otro para un monitor de pantalla plana, teclado y CPU. Flexible y adaptable Los Carros de Tecnología Móvil se adaptan a usted, y no al revés. Los ajustes de altura sencillos y fáciles de realizar colocan la superficie de trabajo del carro en cualquier lugar dentro de un rango de 18 pulgadas (29-47 pulgadas) para realizar trabajos sentados o de pie. En el carro de la CPU, el brazo del monitor le permite girar e inclinar la pantalla y ajustar su altura para una posición adecuada. El soporte para CPU montado en columna de 10 pulgadas de ancho con correas mantiene la unidad en su lugar de manera segura; un borde elevado impide que los elementos rueden fuera de la superficie de trabajo. En el carro de portátiles, la superficie de trabajo bloquea el portátil en su sitio. Los carros soportan hasta 30 libras y tienen dos ruedas de 4 pulgadas con seguro y dos sin seguro. Las ruedas más ligeras y robustas de los carros facilitan la movilidad y el movimiento sobre los umbrales de puertas y ascensores y mantienen el carro en movimiento sin problemas cuando la respuesta rápida es esencial.

---

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de Herman Miller
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.