Horno de calor OV series
de laboratoriode vacíode aluminio anodizado

horno de calor
horno de calor
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Funciones
de calor
Aplicaciones
de laboratorio
Tipo
de vacío
Material de la cámara
de aluminio anodizado
Configuración
de mesa
Intervalo de temperaturas

Máx.: 250 °C (482 °F)

Mín.: 5 °C (41 °F)

Capacidad

28 l, 65 l (7,4 gal)

Descripción

Construida de forma óptima para separar disolventes de soluciones o secar disolventes con puntos de ebullición elevados. Rendimiento Rango de vacío: 0 a 0,1 MPa. (vacuómetro analógico) - El secado de un disolvente en el vacío reduce su punto de ebullición, lo que facilita el proceso de separación y elimina la necesidad de utilizar altas temperaturas. Control PID por microprocesador / Calibración de la temperatura / Sintonización automática. Distribución uniforme del calor desde el calentador tipo bloque unido al exterior de la cámara a los estantes de aluminio anodizado. Comodidad Panel de control intuitivo con pantallas LED brillantes. (1°Cresolución) Modos de temporizador de espera doble de encendido/apagado. (De 1 minuto a 99 horas y 59 minutos) Práctica función de preajuste para los 3 ajustes de temperatura más utilizados. Junta de puerta de Viton (caucho fluorado) también disponible para aplicaciones ácidas. (opcional) La ventana de vidrio templado al calor proporciona una clara visión interior de las cámaras Cierre hermético al vacío gracias a la puerta de cristal con resorte, la junta de silicona y el asa de cierre con botón. Puertas de vacío y de ventilación separadas. Interfaz RS-232 para el control externo y la recogida de datos. Seguridad La función de bloqueo del teclado evita los cambios accidentales durante el funcionamiento. Funcionamiento automático tras una interrupción de la alimentación. Protección contra sobretemperatura y sobrecorriente.

---

Catálogos

2015-2016 Catalog
2015-2016 Catalog
256 Páginas
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.