Colector para gas médico semiautomático REDLINE® A 208, REDLINE® A 208
para hospitalespara laboratorio

colector para gas médico semiautomático
colector para gas médico semiautomático
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador

Características

Aplicaciones
para hospitales, para laboratorio
Especificaciones
semiautomático

Descripción

El panel de gas es el lugar donde se cambian los cilindros, etc. Se puede considerar el corazón del sistema central de gas. Los paneles semiautomáticos manejan dos cilindros/paquetes a la vez. Cuando la presión en un lado (el lado primario) alcanza un valor preestablecido, el colector "cambia" al otro lado. Esto significa que es posible cambiar las bombonas de gas sin interrumpir el flujo de gas. Después de cambiar los cilindros en el lado primario, se gira la manija, cambiando así el lado secundario (entregando el gas) al nuevo lado primario. Es posible crear un colector totalmente automático, con válvulas eléctricas o neumáticas, pero como los cilindros deben cambiarse de todas formas, el coste no suele estar justificado. REDLINE® Gas panel A 208 El A 208 es un panel de gas semiautomático firmado para el suministro ininterrumpido de gas. La conmutación entre los dos cilindros o haces conectados se produce cuando la presión de un lado (el lado primario) cae por debajo de un nivel de presión preestablecido. Esto se consigue mediante dos reguladores integrados (ajustados en fábrica a niveles de presión de suministro ligeramente diferentes) que se conectan en sus salidas. Paneles de gas REDLINE® A 209 Un 209 es un panel de gas semiautomático firmado para el suministro ininterrumpido de gas. La conmutación entre los dos cilindros o haces conectados se produce cuando la presión de un lado (el lado primario) cae por debajo de un nivel de presión preestablecido. Esto se consigue mediante dos reguladores integrados (ajustados en fábrica a niveles de presión de suministro ligeramente diferentes) que se conectan en sus salidas.

---

Catálogos

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.