video corpo

Pesabebés electrónico M-300
con indicador digitalportátilclase III

pesabebés electrónico
pesabebés electrónico
pesabebés electrónico
pesabebés electrónico
pesabebés electrónico
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador

Características

Tecnología
electrónico
Sistema de visualización
con indicador digital
Configuración
portátil
Otras características
clase III
Capacidad de pesaje

15 kg (33,07 lb)

Precisión de lectura

2 g, 5 g (0,0705 oz)

Descripción

¿Qué es la M-300 Baby Scale? La M-300 de Marsden es una báscula portátil para bebés con aprobación de clase III. Es fácil de usar y muy preciso hasta 2g. Esta báscula para bebés tiene funciones de retención y tara y cuenta con una duración excepcional de la batería, que proporciona 600 horas de pesaje con dos pilas AA. ¿Qué es una balanza aprobada de Clase III? Las básculas aprobadas de Clase III, como la báscula para bebés M-300, se construyen, prueban, verifican y calibran para cumplir con un estándar específico. La directiva NAWI determina que estas normas - en las que se indican todas las escalas -'utilizadas en la determinación de la masa en la práctica de la medicina con fines de control, diagnóstico y tratamiento médico' - deben ser de Clase III Aprobadas. Las básculas aprobadas son sometidas a pruebas rigurosas por un organismo notificado de la UE, lo que garantiza al usuario que son precisas y fiables. ¿Quién usa el M-300? Cuando se requiere la mayor precisión posible en el pesaje de los bebés, son pocos los que utilizan otra cosa que no sea el M-300. Su precisión en el pesaje de bebés de 2 g significa que es un producto imprescindible tanto para clínicas como para hospitales, especialmente para las salas de neonatología, las clínicas de apoyo a la lactancia materna y las clínicas de bebés. Las matronas compran esta báscula para bebés por su precisión y su diseño ergonómico.

---

VÍDEO

Catálogos

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.