Sillón de reconocimiento ginecológico 400520
para urologíaproctológicoeléctrico

sillón de reconocimiento ginecológico
sillón de reconocimiento ginecológico
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Aplicaciones
ginecológico, para urología, proctológico
Accionamiento
eléctrico
Función
de altura variable, con respaldo regulable, con reposapiernas, ergonómico
Número de secciones
2 secciones

Descripción

Silla de reconocimiento con regulación de la altura, de respaldo y de la altura del plano pélvico Regulación de la altura - 550 - 900 mm Altura regulable y elevación del plano pélvico - 230 mm Altura regulable del plano pélvico - +20° Regulación del respaldo - +50° Longitud de la superficie del asiento - 1330 mm Ancho de la silla - 550 mm Carga máxima total - 200 kg Peso de la silla: - aprox. 110 kg Zócalo en fundición de aluminio, revestimiento de la columna termolaqueado blanco (RAL 9010) Soporte del asiento y chasis del respaldo en acero inoxidable pulido Control eléctrico con el pie fácil de utilizar separado Tornillo de compensación sobre el zócalo que permite asegurar la instalación Partes acolchadas ergonómicas, espesor del acolchado 50 mm Apoya-cabeza y respaldo acolchado elaborados para sostener el almohadón para la nuca con una fijación magnética Segmentos acolchados con revestimiento plástico en el dorso Porta-rollo de papel para sostener el rollo de papel (hasta 500 mm) contra el respaldo Papel desenrollable sobre el respaldo y el almohadón del asiento o solo sobre el almohadón del asiento Dispositivo de fijación para barras laterales (25x10 mm) para la instalación de accesorios, empuñaduras, así como dispositivo de fijación para el apoya-piernas de Goepel sobre la sección pélvica Cubeta de recuperación de plástico blanco, extensible, inclinable,desmontable Carga de trabajo segura: 200 kg Peso de la silla: aprox. 110 kg Volumen: 860 x 550 mm Conexión a la red: 110/230 V / 50-60 Hz, incl. cable de alimentación de 3 m
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.