Mezclador de gases médico Maxblend2
de oxígenode aireelectrónico

mezclador de gases médico
mezclador de gases médico
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Aplicaciones
médico
Tipo de gas
de oxígeno, de aire
Tecnología
electrónico

Descripción

Mezcla muy precisa de aire/O2 en una amplia gama de caudales Tiempo de respuesta muy rápido Analizador de FiO2 integrado con alarma de umbral superior e inferior El MaxBlend2 es un mezclador compacto de aire/oxígeno que incorpora un analizador de FiO2 con alarma de umbral superior e inferior. Muy preciso, suministra una mezcla de aire/oxígeno en un rango de flujos de 0 a 30 L/min. El tiempo de respuesta es muy rápido (unos 15 s). Una pantalla LCD garantiza una buena visibilidad de los parámetros y muestra directamente la concentración de oxígeno registrada El MaxBlend2 se suministra con un caudalímetro acrílico asociado de doble escala: incrementos de 0,25 LPM hasta 3 LPM o incrementos de 1 LPM de 5 a 15 LPM. El dispositivo funciona con cuatro pilas alcalinas de 1,5 V (con un indicador de batería baja) y su duración es de 5.000 horas (la alimentación de red está disponible como opción). Rango de visualización : 0-100% de oxígeno Resolución de la pantalla: 0,1% de oxígeno Rango de flujo (l/min) : 0 a 30 Temperatura de funcionamiento : 15° - 40°C Precisión: ± 3 % Tiempo de respuesta : 90% del valor final <15 segundos (a 25°C) Duración de la batería : 5000 horas (uso continuo, sin alarmas) Alarmas de alta y baja: 15-99 % Provisto de un caudalímetro acrílico con doble escala incrementos de 0,25 LPM hasta 3,0 LPM incrementos de 1,0 LPM hasta 5 a 15 LPM Buena visibilidad de los parámetros en la pantalla Peso : aprox. 2,5 kg Fuente de alimentación : 2 pilas de 1,5 V (indicador de batería baja)

---

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de Mediprema
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.