video corpo

Sistema automático de pipeteo de laboratorio Liquidator™ 96 series
ELISA

sistema automático de pipeteo de laboratorio
sistema automático de pipeteo de laboratorio
sistema automático de pipeteo de laboratorio
sistema automático de pipeteo de laboratorio
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Aplicaciones
de laboratorio, ELISA

Descripción

El pipeteo simultáneo de los 96 pocillos simplifica las aplicaciones de microvolumen, como ELISA, ensayos celulares, qPCR y cristalización de proteínas. Gracias a su mayor exactitud y precisión, Rainin Liquidator™ 96 de METTLER TOLEDO agiliza cualquier aplicación con placas de 96 o 384 pocillos. Es compacto, no requiere electricidad y se encuentra disponible en dos rangos de volumen: de 0,5 a 20 μl y de 5 a 200 μl. Y, puesto que es un instrumento manual, Liquidator 96 resulta fácil de usar y apenas requiere formación. Ahorre tiempo Configurar ensayos en placas de 96 pocillos con pipetas monocanal y multicanal suele ser una tarea lenta y tediosa. Liquidator procesa placas de 96 pocillos en tan solo 6 segundos cada una, sin sacrificar la calidad de los datos, y le da más tiempo para tareas de mayor importancia, como el análisis de datos y la generación de hipótesis. Reducir los errores Las pipetas monocanal y multicanal aumentan enormemente el riesgo de saltarse o repetir filas y pocillos en qPCR, ELISA y otros experimentos con placas. Liquidator 96 elimina este riesgo al llenar los 96 pocillos al mismo tiempo. Pipetas de hasta solo 0,5 µl Con un rango de entre 0,5 y 20 µl, el modelo de 20 µl de bajo volumen de Liquidator amplía su rango de protocolos de 96 pocillos. Los dispositivos Liquidator de 20 µl y 200 µl están diseñados para durar y son fáciles de usar y extraordinariamente ergonómicos. Asimismo, ofrecen las mejores especificaciones de exactitud y precisión posibles.

VÍDEO

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de Mettler Toledo
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.