Software clínico NemoCeph
de radiologíapara ortodonciapreoperatorio

software clínico
software clínico
software clínico
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Ámbito de aplicación
clínico, de radiología, para ortodoncia, preoperatorio, de hospital, dental
Función
de captura, de análisis de imágenes, de análisis cefalométrico, de importación, de tratamiento, de gestión, de visualización, de diagnóstico, de planificación de tratamiento, para comunicación, de medición, de registro de datos, de evaluación, de simulación

Descripción

Diagnóstico y Planificación IMPORTACIÓN DE REGISTROS: De manera muy sencilla el software le permite importar sus fotografías y radiografías. Podrá trabajar con las fotografías en detalle, gracias a las herramientas de rotación y escalado. ANÁLISIS FACIAL: NemoCeph le permite realizar el análisis de la tipología y proporciones faciales. ANÁLISIS CEFALOMÉTRICO: Un asistente le guiará paso a paso en el proceso de realización de sus trazados. Un zoom inteligente le lleva de forma automática sobre la región donde se encuentra el punto cefalométrico a posicionar. Las herramientas de proceso de imagen le permitirán visualizar claramente las estructuras óseas y dentales. PLAN DE TRATAMIENTO: Trazados de predicción de crecimiento, conversión cefalométrica CO-CR, VTO y STO. Morphing lateral y frontal. Predicción de cambios en el perfil blando configurables. PRESENTACIÓN Y EVOLUCIÓN DEL CASO: A través del Slide Show podrá mostrar la evolución del tratamiento, desde el inicio del mismo. El paciente otorga mucho valor a esta herramienta. Beneficios FLEXIBILIDAD: NemoCeph muestra todas las escuelas de análisis cefalométricos del mercado y además se puede configurar. PRECISIÓN Y RAPIDEZ EN EL ANÁLISIS: El software calcula las medidas de una manera precisa y rápida. EFICACIA: La importación de registros fotográficos y ordenados en series permite acceder a los casos de una forma rápida.

VÍDEO

Catálogos

NemoCeph
NemoCeph
2 Páginas
NemoCast
NemoCast
2 Páginas
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.