Pupilómetro digital PM-700
de mano

pupilómetro digital
pupilómetro digital
pupilómetro digital
pupilómetro digital
pupilómetro digital
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo de instrumento
pupilómetro digital
Características ergonómicas
de mano

Descripción

Ajuste más preciso de la línea capilar Cálculo automático de la DP con una sola medición Estabilidad de serie Diseño de agarre estable Potencia de larga duración Ajuste más preciso de la línea del cabello La línea capilar con incrementos de 0,25 mm se ha adoptado de nuevo, ahora es más fácil de ajustar el punto de reflexión de la córnea. También es posible cambiar a los incrementos de 0,5 mm igual que el modelo anterior ajustando el parámetro. Cálculo automático de la DP con una sola medición La DP se calcula automáticamente a una distancia de punto de visión de 30 cm a infinito con una medición en incrementos de 0,1 mm. La PM-700 puede mostrar incrementos de 0,5 mm como el modelo anterior (PM-600), según las necesidades del cliente. Estabilidad de serie El cuerpo principal se fija mediante un brazo frontal que se instala de serie en el PM-700 y que evita que el dispositivo se mueva, lo que afectaría a la medición. Diseño de agarre estable El PM-700 es un producto rediseñado que tiene en cuenta la ergonomía y su diseño hace que sea fácil de sujetar y reduce el riesgo de caídas. Al colocar el botón de tipo de medición del interruptor en el centro, es fácil sostener el dispositivo en una posición razonablemente horizontal. Además, una correa de mano y una correa opcional para el cuello minimizan el riesgo de caída. Potencia de larga duración A través de una revisión de la estructura interna, se ha logrado un tiempo de funcionamiento que es aproximadamente tres veces mayor que el del modelo anterior (PM-600). Además, en consideración al medio ambiente, también admite una batería recargable que puede reutilizarse repetidamente.

---

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de NIDEK
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.