Armario para isótopos radioactivos SC1432
para vestuariode laboratoriode farmacia

armario para isótopos radioactivos
armario para isótopos radioactivos
armario para isótopos radioactivos
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Uso específico
para isótopos radioactivos
Centro
para vestuario, de laboratorio, de farmacia
Elementos integrados
con puerta abatible
Material
de plomo
Colores
blanco, gris, azul, amarillo, verde, negro
Número de puertas
con 1 puerta

Descripción

Almacene sus fuentes radiactivas en estas cajas fuertes pequeñas y modulares revestidas de plomo. Nuestras cajas fuertes revestidas de plomo están diseñadas para almacenar todas sus fuentes radiactivas, como radiofármacos y proyectores de fuentes gamma para pruebas radiográficas. Coloque una única caja fuerte blindada de plomo en su sala, o cree una configuración de almacenamiento conectando varias cajas fuertes de almacenamiento de fuentes blindadas de plomo. El diseño modular le permite ampliar fácilmente su capacidad de almacenamiento de fuentes radiactivas. Las cajas fuertes de almacenamiento revestidas de plomo pueden apilarse y conectarse entre sí. Material de acabado: acero revestido Material de blindaje: plomo Espesor del blindaje: 32 mm de plomo Dimensiones exteriores: 340 x 345 x 300 mm (largo x ancho x alto) Dimensiones interiores: 200 x 200 x 200 mm (l x a x h) Peso: 190 Kg - Caja fuerte blindada de plomo Esta caja fuerte revestida de plomo está diseñada para almacenar sus materiales radiactivos de forma segura con un espesor de blindaje estándar de 32 mm de plomo. El plomo está cubierto por acero revestido para evitar cualquier exposición al plomo. La caja fuerte blindada de plomo puede cerrarse con una llave y una cerradura de borde. Se ha colocado un tope de goma en el lateral de la caja fuerte para evitar que se dañe el revestimiento si se abre con demasiada fuerza.
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.