Tricoscopio de vídeo Tricho-One
para PC

tricoscopio de vídeo
tricoscopio de vídeo
tricoscopio de vídeo
tricoscopio de vídeo
tricoscopio de vídeo
tricoscopio de vídeo
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo
de vídeo
Características ergonómicas
para PC

Descripción

Análisis capilar preciso para sus consultas de tricoscopia Analice el cuero cabelludo de forma sencilla y precisa y observe el efecto de sus tratamientos El C-Cube 2 es el único dispositivo médico que ha recibido la clasificación CE de Dispositivo Médico de Clase I con función de medición, y proporciona un resultado completo y fiable para sus consultas de tricoscopia. Ha demostrado ser una valiosa herramienta para las consultas capilares, tanto si se trata de -realizar un diagnóstico inicial del cuero cabelludo de su paciente -el seguimiento postoperatorio de un trasplante capilar -el seguimiento de la eficacia de los tratamientos de depilación Realizar un análisis detallado del cuero cabelludo basado en una sola imagen de 1,9 cm² de cuero cabelludo Proceso: Dermatoscopia 48 horas después de afeitar la zona y teñir el pelo de negro Área : Temporal Criterios analizados : Superficie (cm²), Número de pelos, Densidad (N/cm²), Longitud (mm), Anágeno (%), Telógeno (%), Vello (%), Terminal (%). Elaboración de un informe personalizado para sus pacientes Ahorre tiempo y simplifique el proceso produciendo sólo una imagen dermatoscópica por zona Proceso : Dermatoscopia directa en el cuero cabelludo (sin afeitar ni teñir) Zonas : Temporal, Frontal y Occipital Criterios analizados : Densidad media por zona (N/cm²), Grosor medio de la base por zona (μm), Proporción de pelo de 50 μm (%), Proporción de folículos simples (%), Proporción de folículos dobles (%), Proporción de folículos triples o + (%), Densidad de folículos vacíos (N/cm²), Densidad de folículos totales (N/cm²). Elaboración de un informe personalizado para sus pacientes Analizar y demostrar la eficacia de los tratamientos de depilación en unos segundos

---

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.