VENDA SUS PRODUCTOS
*mymedicalexpo  
Español

Tester de seguridad eléctrica 62353+
para dispositivos médicosportátilautomático

tester de seguridad eléctrica
tester de seguridad eléctrica
tester de seguridad eléctrica
tester de seguridad eléctrica
tester de seguridad eléctrica
tester de seguridad eléctrica
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Parámetro probado
de seguridad eléctrica
Uso
para dispositivos médicos
Configuración
portátil
Otras características
digital, automático

Descripción

Analizador de seguridad eléctrica de mano - Prueba según IEC / EN 62353, NFPA-99, AS / NZ 3551 y más - Construido -en el almacenamiento de datos electrónicos - Rutinas de prueba flexibles y definibles por el usuario - Un simple enlace de comunicación con la PC - Pruebas de aislamiento y de enlace tierra/tierra con baterías - Prueba de aislamiento de 50/100/250/500V DC - La verificación secundaria automática asegura el resultado correcto la primera vez Rigel 62353+ Analizador de seguridad eléctrica El Rigel 62353+ es el analizador de seguridad eléctrica más pequeño y flexible del mercado, con batería y pruebas de aislamiento. Proporciona una solución precisa y rápida para las pruebas de acuerdo con la norma de seguridad IEC 62353. Ofreciendo una gama de pruebas sin necesidad de la red eléctrica, el 62353+ es capaz de llevar a cabo pruebas de aislamiento y de conexión a tierra. Esto ofrece una completa libertad de movimiento en habitaciones a menudo abarrotadas durante el proceso de instalación, eliminando los inconvenientes de los cables de red arrastrados. El 62353+ tiene pruebas de resistencia de aislamiento de bajo voltaje (50V DC y 100V DC) para complementar las pruebas de aislamiento de 250V DC y 500V DC que estaban presentes en su predecesor, el Rigel 62353. Estas pruebas se ajustan a los crecientes requisitos de prueba de los fabricantes para los equipos cada vez más populares que funcionan con 24V CC y 48V CC, como mesas de operaciones, luces y rayos X móviles.

---

VÍDEO

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.