Monitor 4K LMD-X2705MD
quirúrgicopara imágenes médicaspara sala de operaciones

monitor 4K
monitor 4K
monitor 4K
monitor 4K
monitor 4K
monitor 4K
monitor 4K
monitor 4K
monitor 4K
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Aplicaciones
quirúrgico, para sala de operaciones, para imágenes médicas
Resolución
4K
Tamaño de la pantalla
27"
Tecnología
LCD
Otras características
de alta luminosidad, a distancia

Descripción

El LMD-X2705MD es un monitor LCD 4K 27" para uso médico en quirófanos, centros quirúrgicos, clínicas, consultas y entornos similares. Apto para su uso en procedimientos mínimamente invasivos, muestra imágenes 2D en color brillantes y de alta calidad —con auténtica resolución 4K— procedentes de cámaras endoscópicas y laparoscópicas, así como de otros sistemas médicos de captura de imágenes compatibles. La calidad de imagen 4K se mejora aún más gracias a la compatibilidad con gamma HDR y una amplia gama de colores para disfrutar de una visualización más clara de los pequeños detalles y las sutiles diferencias tonales. Gracias a la exclusiva tecnología de escalado visual, las señales HD/SD se convierten automáticamente a imágenes 4K con casi cuatro veces el recuento de píxeles del Full HD. Los usuarios de sistemas HD que inviertan hoy en monitores 4K, no solo conseguirán mayor calidad de imagen, sino que también se estarán preparando para dar el salto a un sistema 4K. El funcionamiento se ha simplificado gracias al intuitivo panel de control del monitor y la navegación LED. Ofrece una amplia gama de opciones de señal de entrada, incluidas HDMI y DisplayPort, así como gran variedad de modos de imagen para mayor flexibilidad en las aplicaciones de cirugía y entornos de quirófano integrados. El diseño compacto, fácil de limpiar y ergonómico del LMD-X2705MD es ideal para su integración en entornos clínicos modernos, mientras que la instalación se ha simplificado con una variedad de opciones de alimentación CA o CC y una elegante gestión del cableado.

Catálogos

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.