Espectrómetro óptico Anasys nanoIR3-s Broadband
FT-IRpara nanotecnologíade mesa

espectrómetro óptico
espectrómetro óptico
espectrómetro óptico
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo
óptico, FT-IR
Aplicaciones
para nanotecnología
Configuración
de mesa
Otras características
alta resolución

Descripción

La banda ancha de Anasys nanoIR3 de Bruker es el sistema de espectroscopia FTIR basado en nanoescala s-SNOM más avanzado que proporciona el rango espectral más amplio disponible (670 a 4000 cm⁻1) con capacidades de imágenes nanoquímicas y nanoópticas de alta resolución. El sistema combina la plataforma líder en la industria Anasys nanoIR3-s con la última tecnología láser de femtosegundo oPO/DFG, lo que resulta en niveles inigualables de rendimiento, integración y flexibilidad. Espectroscopía FTIR a nanoescala para materiales 2D Los investigadores ahora pueden utilizar las capacidades únicas del sistema de banda ancha del nanoIR3 para realizar nuevos descubrimientos en una amplia gama de áreas de investigación, incluidos materiales 2D, muestras biológicas, aplicaciones basadas en catálisis y materiales poliméricos en regiones espectrales a las que antes se había visto. espectroscopia e imágenes Proporciona una solución ideal para la caracterización del grafeno y otros materiales 2D. rango espectral Permite la mejor espectroscopia combinada disponible e imágenes nanoquímicas de alta resolución. opciones y accesorios Amplíe el mapeo de propiedades de materiales a nanoescala y las capacidades de control ambiental de muestras. Imágenes complementarias de alta resolución Se pueden generar imágenes nanoól ópticas de alta calidad y alta resolución para caracterizar una amplia gama de fenómenos ópticos, como la plamónica de grafeno y los polaritones de fonón superficial en nitruro de boro hexagonal (hBN), e imágenes químicas de muestras biológicas y otras muestras orgánicas.

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de Bruker Nano Surfaces
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.